ETIOPÍA

0
POBLACIÓN

La población estimada de Etiopía en 2018 es superior a 109,2 millones.

0
POR MÉDICO

De media hay un médico por cada 56.000 habitantes, un hospital cada 668.750 habitantes y un centro de salud cada 37.000.

0
MENORES DE 5 AÑOS

El Hospital Rural de Gambo cubre una población de referencia de 458.112 personas, de los cuales 62.389 son menores de 5 años y 104.318 mujeres embarazadas.

CONTEXTO GENERAL:

Etiopía, con una población de más de 104 millones de personas es uno de los países más pobres del mundo, en la posición 170 (de un total de 177) de Índice de Desarrollo Humano (HDI).

Actualmente su cobertura sanitaria está limitada al 46 % de la población. En media hay un médico por cada 56.000 habitantes, un hospital atiende a 668.750 habitantes y un centro de salud a 37.000. Pero de hecho, los servicios médicos y hospitalarios del país se encuentran aún muy centralizados en la capital del país y en las ciudades más pobladas dejando las zonas rurales aún más desatendidas.

El pueblo de Gambo está situado en una zona montañosa a 2.200 metros sobre el nivel del mar en los alrededores del Monte Kaka (4.190 metros de altitud). Pertenece a la región etíope de Oromía, en la provincia de West Arsi y el distrito de Kore. El núcleo urbano más cercano es Arsi-Negele, a 18 kilómetros, y la capital, Addis Abeba, se encuentra a 245 kilómetros al noroeste.

El Hospital está ubicado en un área muy rural, con caminos sin asfaltar de difícil acceso, con escasa posibilidad de transporte y de atención sanitaria. La población se dedica principalmente a la agricultura, algunos a la ganadería. Se trata de un área donde las necesidades básicas alimentarias, de acceso a agua potable, atención sanitaria y escolar no están aseguradas, donde la mortalidad infantil es elevada debido a enfermedades que se pueden prevenir.

En cada Kebele (pueblo) del área debe haber un Health Post (Centro de Salud Rural) con una Health Extensión Worker (Trabajadora Sanitaria Rural) para ofrecer una atención básica. La realidad es que a menudo las trabajadoras sanitarias rurales no pueden desempeñar su cargo correctamente por una falta de conocimiento, de recursos y de apoyo.

El Hospital cuenta con una Unidad de Tratamiento Nutricional desde el año 2003, la cual se abrió por Médicos Sin Fronteras en una de las crisis alimentarias acontecidas. Desde ese momento ha permanecido abierta de forma ininterrumpida, permitiendo que, tanto en situaciones de emergencia como de estabilidad, los pacientes con Desnutrición Aguda Severa tengan un lugar de referencia donde tratarse y recuperarse cumpliendo actualmente con los estándares internacionales (Sphere Project).

La ubicación del Hospital General Rural de Gambo contribuye a disminuir en la zona la centralización de hospitales en las grandes ciudades, lo cual permite salvar un mayor número de vidas en el medio rural. Gran parte de la población de estas zonas no puede permitirse el desplazamiento a las grandes urbes por falta de medios y, además, el mal estado de las carreteras impide que la asistencia sanitaria llegue a tiempo. En la actualidad, el Hospital Rural de Gambo es el único centro sanitario en funcionamiento en el distrito de Kore. Cubre una población de referencia de 458.112 personas (227.204 hombres y 230.980 mujeres) de los cuales 62.389 son menores de 5 años y 104.318 mujeres embarazadas.

Por otro lado, hospitales rurales como el de Gambo resultan claves para el crecimiento y desarrollo económico-social de la población. Una mejora en la calidad de vida de los habitantes de este medio, contribuiría a incrementar aspectos como, la productividad laboral y el acceso a la educación.

El Hospital no sólo ofrece cobertura sanitaria, sino también, oportunidades de trabajo para los habitantes del área – la mayor parte del personal del centro ha nacido en esta zona-, esto contribuye a un aumento de las oportunidades de vida de este colectivo y a una mejora en su calidad de vida

Por este motivo, es de vital importancia seguir desarrollando e incrementado la actividad que desempeña el centro, con el objetivo principal de ofrecer cobertura a las personas desplazadas de las zonas urbanas.

CONTEXTO SANITARIO:

Etiopía es uno de los países más pobres del mundo, donde la asistencia sanitaria no es pública (se debe pagar para obtenerla) y donde la mayoría de la población no tiene acceso a los recursos sanitarios básicos.

Hay dificultad para encontrar personal sanitario cualificado, ya que la mayoría de éstos prefieren trabajar en zonas más urbanas no tan alejadas como Gambo. Algunos estudios muestran que la proporción de médicos, enfermeras, y parteras por 1.000 habitantes es de 0,07, por debajo del estándar internacional de alta cobertura médica de 2,3 por 1.000 habitantes (2015).

En los últimos años el acceso a los servicios sanitarios en zonas urbanas se ha incrementado mucho más que en las zonas rurales. Esto se debe a que los servicios médicos y hospitalarios del país se encuentran aún muy centralizados sobre todo en la capital del país y en las ciudades más pobladas.  Un ‘Health Center’ urbano atiende a una población de 4.000 personas, en cambio uno rural atiende a una población de 25.000 personas. (Harvard: School of Public Health).

En Etiopía la red de asistencia primaria está organizada a través de Health Posts, Health Centers y Hospitales de referencia. Cada Hospital de referencia debe coordinar varios Health Centers, los cuales a su vez deben coordinar varios Health Posts.

En cada Kebele (pueblo) del área debe haber un ‘Health Post’ (Centro de Salud Rural) con una ‘Health Extension Worker’ (Trabajadora Sanitaria Rural) para ofrecer Atención Básica. La realidad es que a menudo las trabajadoras sanitarias rurales no pueden desempeñar su cargo correctamente por una falta de conocimiento, de recursos y de apoyo.

En el área de Gambo, el hecho de que las necesidades alimentarias no estén cubiertas, haya dificultad de acceso al agua potable, la economía se sustente sobre la agricultura y ganadería que a menudo dependen de las condiciones climatológicas, que las comunicaciones por carretera sean difíciles (carreteras en mal estado sin asfaltar, que se convierten en prácticamente intransitables en estación lluviosa)… provoca que sea una zona donde exista una elevada morbi-mortalidad por múltiples patologías evitables en personas  que prácticamente no tienen acceso a la Sanidad.

El hospital de Gambo debe coordinar 10 Health Centers y cada uno de ellos debe coordinar 5 Health Posts (así que el Hospital de Gambo debe coordinar 10 Health Centers y 50  Health Posts.

El Hospital Rural de Gambo atiende a más de 30.000 personas al año en consultas externas, pero la realidad es que la mayor parte los niños y niñas que necesitan atención sanitaria nunca podrán llegar al Hospital debido a la dificultad de acceso y a la pobreza de la zona. Por ello es imprescindible potenciar los Centros de Salud (Health Posts) de cada pueblo especialmente en la formación de la Atención Materno-Infantil.

El Hospital Rural de Gambo ofrece una variedad de servicios sanitarios. Los departamentos de consultas externas “Out Patient Department (OPD)” incluyen: OPD de adulto y pediátrica, ENT (Eye, Ear, and Throat), ginecología y obstetricia, cirugía y ortopedia. Los servicios de ingresos “In-Patient Department (IPD)” están divididos en diversos pabellones: tuberculosis, lepra, ginecología y obstetricia, cirugía, y pediatría (incluyendo una sala de unidad de desnutrición). Emplea a 172 personas de los cuales dos son doctores generales, un cirujano, un técnico de anestesia. La mayoría del staff médico no está correctamente cualificado y trabajan a base de los muchos años de experiencia y empleo en el Hospital. 

En la actualidad, el Hospital Rural de Gambo es el único centro sanitario en funcionamiento en el distrito de Kore, atendiendo a una media de 250 pacientes por día, con una tasa de ingresos de 300 pacientes por mes y con capacidad de 150 camas. Además, la leprosería de Gambo sigue siendo uno de los pocos centros del distrito para diagnóstico, cura y rehabilitación física de la lepra.


Existe en el Hospital un Departamento de Maternidad con Consultas Externas dedicadas al seguimiento del embarazo. Además, existe la posibilidad de que mujeres con embarazos de riesgo que viven en zonas alejadas se alojen cerca del hospital hasta dar a luz. De todos modos, todavía la mayoría de las mujeres no siguen un buen control de la gestación y tienen a sus hijos en casa en los pueblos, alejadas de cualquier tipo de recurso sanitario que puedan necesitar ellas o los neonatos en caso de ocurrir cualquier complicación, por lo que la morbilidad y mortalidad materna y neonatal de la zona son elevados, con las consecuentes problemáticas que ello conlleva: hijos mayores huérfanos, neonatos con secuelas neurológicas, infecciosas o de otro tipo (transmisión de enfermedades vía vertical, asfixias…), niños que al perder a su madre no pueden tomar leche materna y sufren desnutrición severa…

Así pues, el proyecto responde a una necesidad real de la zona, impulsado por el propio gobierno etíope al pertenecer a un programa más amplio destinado a reducir la morbi-mortalidad materna y neonatal en un intento de potenciar los centros de salud de los poblados alejados mediante la formación y empoderamiento de las trabajadoras sanitarias rurales para descentralizar la atención hospitalaria y así permitir que toda la población, incluso los que actualmente están más olvidados por vivir en zonas remotas, puedan acceder a la Sanidad.

CONTEXTO DE LA SALUD MATERNO-INFANTIL:

Cada año mueren en África alrededor de 300.000 mujeres durante el embarazo, parto o el puerperio, así como 8 millones de niños menores de 5 años. Las muertes son debidas, en su mayor parte, a causas perfectamente evitables.

Los porcentajes de mortalidad materna (620/100,000 nacidos vivos), perinatal (100/1000) e infantil (80/1000) en África son las más altas del mundo. Estas cifras son particularmente altas en el área sub-sahariana, donde los porcentajes de mortalidad materna llegan a 1000/100,000 nacidos vivos, la mortalidad perinatal puede alcanzar 160/1000 y la mortalidad infantil 120/1000. Se estima que la mitad de las muertes maternas e infantiles del mundo ocurren en esta parte del planeta. Alrededor de 11000 muertes maternas y 182000 muertes perinatales se estimaron que tuvieron lugar en Etiopía durante el año 2015. La gran mayoría de ellas evitables.

En las zonas rurales de Etiopía los partos tienen lugar habitualmente en viviendas insalubres, sin agua corriente ni saneamiento, asistidos por la propia familia o por matronas tradicionales. La mortalidad perinatal e infantil alcanza,  las ratios de 180 por mil.

A pesar de que el 80% de la población vive en áreas rurales que carecen prácticamente de Atención Sanitaria, los presupuestos de Salud Gubernamentales sólo dedican a las mismas el 20% de los recursos. Ello motiva que, como ha demostrado un estudio (The Subsaharian African Medical Study, 2011), menos del 20% de los profesionales de la salud licenciados en las Escuelas de Medicina, deciden trabajar en las áreas rurales. Además, la escasa formación del personal sanitario rural, junto con los escasos recursos hospitalarios (la mayoría de los Hospitales comarcales no tienen electricidad), las dificultades de acceso a los centros y algunos factores antropológicos (escasa tendencia a tener los partos en Hospitales, etc.) explica las tasas tan elevadas de mortalidad. En la zona del entorno de Gambo, debido al escaso acceso a la sanidad, al poco control del embarazo y a los partos domiciliarios con escasos recursos sanitarios a su alcance, se estiman todavía unas cifras más elevadas.

El objetivo es disminuir la mortalidad materna y perinatal evitable. Realizar un correcto seguimiento del embarazo permitirá tratar correctamente las gestantes, recomendar un parto en el centro de salud y reconocer aquellos que sean de mayor riesgo para así poder remitir a las madres a dar a luz al Hospital. Además, la formación al personal sanitario tanto del Hospital de referencia como de las áreas rurales en atención básica acerca de los cuidados en los primeros minutos de vida del neonato mejorará la supervivencia y disminuirá la morbilidad neurológica de algunos niños, lo cual es de vital importancia a largo plazo.

El Proyecto se integra en los programa nacionales de Etiopía de “Maternal and Perinatal Death Surveillance and Response  (MPDSR), The Health Sector Transformation Plan 2016-2020 (HSTP). Así pues, reducir la mortalidad infantil y mejorar la salud materna se encuentra es una de las prioridades del gobierno etíope.

El Proyecto también sigue las directrices de los programas de la Organización Mundial de la Salud IMPAC (Integrated Management Pregnancy and Childbirth), IMNCI (Integrated Management of Neonatal and Childhood Illness), IYCN (Infant Young and Child Nutrition).

De acuerdo con las conclusiones alcanzadas en Alma Ata (1978) es necesario hacer énfasis en la importancia de la Atención Primaria, ya que la mayoría de la población tiene dificultades importantes para acceder al Hospital de referencia (caminos de difícil acceso, pobreza, trabajo…) por lo que es imprescindible potenciar los centros de salud de cada pueblo para que realicen un correcto control obstétrico y perinatal lo cual contribuirá a reducir la morbi-mortalidad materno infantil.

Por tanto, este proyecto pretende atender una realidad prácticamente olvidada, ya que gran parte de la población habita en área rural donde se dedica un mínimo presupuesto de sanidad y donde hay muy escasos recursos materiales y personal cualificado para atenderles, tomando máxima importancia la correcta formación del personal sanitario rural y la buena coordinación entre los profesionales de los centros de salud rurales  y el Hospital de referencia, en nuestro caso el Hospital Rural de Gambo.

CONTEXTO DEMOGRÁFICO Y ECONÓMICO:

Etiopía ocupa una superficie de 1.104.300 kilómetros cuadrados y posea una densidad demográfica de 92,7 habitantes por kilómetro cuadrado.  Se trata del segundo país más poblado de África y decimocuarto del mundo (102.374.044 hab.) (CIA WorldFact Book).Se encuentra situado en el cuerno de África y está considerado uno de los países más pobres del mundo. Está catalogado como País Menos Adelantado (PMA) por el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) y ocupa el puesto 174 del Índice de Desarrollo Humano (IDH) 2016 (de un total de 188 países)

En la zona de West Arsi, Oromía, donde se sitúa Gambo, la población es de unos 2.449.569 habitantes, de los cuales más del 85% vive en áreas rurales.

La mayor parte de la población de la zona se dedica a la ganadería y a la agricultura, con cultivo principal de maíz y teff (cereal propio de Etiopía). Se trata de una agricultura desarrollada a base del trabajo humano con ayuda de animales, sin prácticamente uso de medios tecnológicos. Debido a la importancia de la agricultura para su economía familiar, las comunidades rurales dependen en gran parte de la situación meteorológica, esto conlleva una importante inestabilidad económica y alimentaria.

A continuación, se adjunta un cuadro con características demográficas, sociales y culturales de la población etíope:

 

Media Nacional de Etiopía

Kore Woreda

(distrito de Gambo)

Población (01/07/16)

102.374.044

115.660

0-14

43,71%

69.396 (60,0%)

15-64

53,74%

40.481 (35,0%)

65+

2,91%

5.783   (5,0%)

Mediana de edad

17,8

12,5 (estimaciones)

Mediana de edad en hombres

17,6

12,5 (estimaciones)

Mediana de edad en mujeres

18

12,5 (estimaciones)

Ingresos medios

590 US $

320 US$

Tasa de crecimiento

+2,88%

+3,4%

Tasa de mortalidad

7,9 p/1.000 p/año

14 p/1000/año

Tasa de natalidad

36,9 p/1.000 p/año

42,99 p/1000

Tasa de inmigración, neto

-0,2 p/1000 p/año

-0,0046

Urbanización

19,5% del total de población (2015)

17% del total de población

Tasa de urbanización

4,89% población/año (2010-2015)

 

Ratio Sexo al nacer

1,03 m/f

0,96

0-14

1,01 m/f

0,96

15-64

0,97 m/f

0,92

65+

0,82 m/f

0,82

Total

0,99 m/f

0,89

Esperanza de vida: total

62,2 años

46,5

Tasa de fertilidad: total

5,07

8,0 (estimaciones)

Incidencia de HIV-AIDS adultos

1,1%

0,4

Adultos que viven con AIDS

710.000

4.626

Fallecimientos per AIDS

20.000

Distribución grupos étnicos en Etiopía:

Amhara

27,0%

1,0%

Oromo

34,4%

97%

Tigray

6,1%

Otros

32,5%

2,0%

Grupos religiosos en Etiopía:

Ortodoxos Etíopes

43,5%

10%

Protestantes evangélicos

18,5%

Incluidos con ortodoxos

Musulmanes

33,9%

88%

Tradicionalistas

2,7%

2,0%

Católicos

0,7%

Incluidos con ortodoxos

Todos los demás

0,6%

Fuente: Oficina del distrito de Kore (datos oficiales), Informe de desarrollo Humano 2015, World Bank, PNUD y CIA World Factbook, 2016.